Enérgico rechazo de la comunidad judía de Venezuela a las expresiones de Nicolás Maduro

Mundo, NOTICIAS

AJN

A pocas horas de las polémicas declaraciones de Nicolás Maduro en las que comparó a los chavistas con los judíos, no se hizo esperar la enérgica respuesta de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV). En un comunicado, la comunidad judía expresó su rechazo ante “cualquier comparación o mención inadecuada que contribuya a la terrible campaña de banalización y negación de la Shoá”.

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) manifestó su rechazo a las recientes declaraciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, en las que igualó los recientes repudios a funcionarios del chavismo que viven o trabajan en el exterior con la persecución que acabó con la vida de millones de personas en el siglo XX.

“La CAIV reitera su posición de rechazo ante cualquier comparación o mención inadecuada que contribuya a la terrible campaña de banalización y negación de la Shoá, así como al proceso de revisionismo que tanto daño hace al rigor histórico, ofende la memoria de las víctimas y a todos quienes somos dolientes directos de este oscuro episodio de la humanidad”, expresó la comunidad mediante un comunicado.

Por otro lado, también manifestó su condena a “cualquier manifestación de intolerancia, agresión verbal o física”, por ser “una práctica que no se ajusta a la ética, la moral ni a las buenas costumbres”.

El presidente venezolano manifestó ayer en un consejo de ministros transmitido por la televisora estatal VTV, que los chavistas son “los nuevos judíos del Siglo XXI… No llevamos la estrella de David amarilla, llevamos el corazón rojo de ganas de luchar y pelear por la dignidad humana y vamos a derrotar a los nazis del Siglo XXI”.

El mandatario se refirió así a protestas, denominadas “escraches”, que han ocurrido en las últimas semanas contra funcionarios y exfuncionarios del chavismo, y sus familiares, que viven o trabajan en el exterior. Los “escraches” han aumentado en medio de una ola de protestas opositoras y, hasta el momento, ha dejado 42 muertos en hechos de violencia de los que gobierno y oposición se responsabilizan mutuamente.

Por otro lado, Maduro acusó de nuevo a la oposición de hacer “terrorismo” como parte de un plan para darle un golpe de Estado que -asegura- es orquestado por el gobierno de Estados Unidos. Además, acusó a Julio Borges, presidente del Parlamento -único poder controlado por la oposición-, de sostener reuniones “con los más altos representantes encargados del aparato militar” de ese país.

A continuación, el comunicado completo:

La Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela, CAIV, sigue con mucha atención los acontecimientos que se suceden en el país, y muy en particular los relacionados con incidentes que atañen a la comunidad.

Ha sido política de CAIV como ente representativo de la comunidad judía en Venezuela, no involucrarse en la diatriba que se vive en el país en relación a los temas electorales. Nuestra acción se ha dirigido siempre a la búsqueda de la coexistencia y la concordia, dentro y fuera de la comunidad.

Desde hace una semana, como resultado de un incidente en Australia, hemos sido señalados de una u otra manera. Menciones y alusiones fuera de lugar respecto a la Shoá, Holocausto, fueron hechas de manera que afectan nuestra sensibilidad natural en este tema.

En este sentido, la CAIV reitera su posición de rechazo ante cualquier comparación o mención inadecuada que contribuya a la terrible campaña de banalización y negación de la Shoá, así como al proceso de revisionismo que tanto daño hace al rigor histórico, ofende la memoria de las víctimas y a todos quienes somos dolientes directos de este oscuro episodio de la humanidad.

En la noche del 16 de mayo de 2017, el Presidente de la República, Nicolás Maduro Moros, solicitó públicamente a la comunidad y sus voceros realizar un pronunciamiento al respecto.

Siendo esta la situación, la CAIV cumple con hacer del conocimiento público lo siguiente:

  1. Nuestro rechazo y condena a cualquier manifestación de intolerancia, agresión verbal o física, venga ésta de donde venga. Esta es una práctica que no se ajusta a la ética, la moral ni a las buenas costumbres.
  2. El repudio absoluto a cualquier mención de la Shoá, Holocausto, para equipararlo con los recientes incidentes. Este episodio de la historia de la humanidad, que cobró las vidas de seis millones de judíos, entre ellos millón y medio de niños, resulta único e incomparable. Su mención y utilización constituyen una banalización del hecho. Contribuye, incluso aun involuntariamente, a la campaña de revisionismo histórico, que algunos inescrupulosos lanzan y cuya intención es el negacionismo de la Shoá, altamente condenable y peligroso.

La CAIV, desde el mismo momento de ser emitidas las declaraciones del Presidente de la República, se ha abocado a realizar los contactos necesarios con sectores del quehacer nacional, incluyendo el gobierno, a los efectos de manifestar nuestra legitima posición.

Reiteramos que nos encontramos en seguimiento continuo y permanente de los acontecimientos, y confiamos en el éxito de nuestras gestiones, hechas con apego a nuestros valores y tradiciones.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.