Los cristianos dan su apoyo a Israel en la multitudinaria Marcha de Jerusalén

Israel, NOTICIAS

Miles de cristianos evangélicos de casi un centenar de países marcharon por las calles de Jerusalén en apoyo a Israel en un desfile que tiene lugar cada año durante la festividad judía de Sucot o Fiesta de los Tabernáculos.

En el parque Saker, el más grande de Jerusalén, ondearon banderas de los cinco continentes, desde los que se estima llegaron decenas de miles de personas a la Marcha de Jerusalén, que desde hace décadas convoca la Embajada Cristiana Internacional en la ciudad santa, un grupo cristiano evangélico proisraelí.

En este lugar, donde comenzó el recorrido, sentado sobre el césped y rodeado de compatriotas -a juzgar por sus camisetas rojas con el escudo peruano-, está José Montoya, pastor de una iglesia de Lima.

“La profecía se está haciendo vigente en este tiempo y tenemos libros como el de Zacarías, Isaías o Jeremías que apuntan a que se reunirán las naciones en este lugar llamado Jerusalén”, asegura el pastor.

Según creen los evangélicos, los principales integrantes de este evento, los “gentiles” (no judíos) están llamados a apoyar a los judíos para que el Mesías pueda bendecir a todo el mundo, según versa un capítulo del Génesis del que hacen una lectura literal.

Para ellos, el retorno de los judíos a la Tierra Prometida es uno de los principales requisitos para el regreso de Jesús y condición imprescindible para la redención final, momento en el que los judíos le reconocerán como el mesías.

A pocos metros de Montoya, una española con un reluciente vestido rojo y dorado sostiene en su mano derecha un cojín sobre el que hay una corona: “Es la corona del Mesías, estamos esperando para que él venga y pueda ser el rey de Israel”, explica Jésica Zaragoza Duarte, que en la actualidad vive en Estados Unidos.

“Nosotros venimos de Brasil”, se escucha gritar a un grupo muy numeroso que agita las manos y lleva puestos los colores amarillos y verdes de su bandera.

“Es la quinta vez que estamos aquí en la marcha por la paz para Israel, esperamos que el profeta traiga paz para este país, paz sobre Jerusalén. Dios va a descender sobre esta ciudad y sobre todo el Estado de Israel”, declara Yaser Cardoso, que viene con una delegación de Sao Paolo (Brasil).

Cuando la comitiva da sus primeros pasos, a la cabeza de la interminable fila de personas hay tres jóvenes que sostienen tres cabezas gigantes hechas de cartón.

“Somos parte de un grupo de teatro y este es el tercer año que participamos en el desfile. Hemos querido traer personajes que representen la historia de Jerusalén. Yo llevo a un cantante originario de aquí, él el de un jugador de fútbol, Eli Ohana, y ella lleva a un general, que no sé qué tiene que ver con Jerusalén, pero algo tiene”, dice entre risas Dana Forar.

En el acto también estaban representados numerosos sectores de Israel, desde compañías eléctricas o aéreas hasta las fuerzas de seguridad, como militares, policía de frontera y paracaidistas.

La Embajada Cristiana Internacional de Jerusalén lo calificó de “fiesta bíblica única” y uno de los eventos más populares para turistas cristianos en Jerusalén, que según sus estimaciones producirá un beneficio económico de entre 15 y 17 millones de euros.

Además, dedicó la marcha de este año a “celebrar el quincuagésimo año jubileo de una Jerusalén reunida”.

En 1967 y tras la Guerra de los Seis Días, el país recuperó Jerusalén oriental, y la anexionó en 1980 en una decisión refutada por la comunidad internacional. EFE y Aurora

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.