La Argentina pedirá a Rusia la detención y extradición de un funcionario iraní implicado en el atentado a la AMIA

Amia, NOTICIAS

JAI

El diplomático iraní Ali Akbar Velayati, acusado por la Argentina de ser uno de los organizadores del atentado contra la AMIA, llegará este miércoles a Rusia para reunirse con el presidente Vladimir Putin. En ese marco, el gobierno que encabeza Mauricio Macri realizó una serie de consultas durante el martes para pedirle a Moscú que detenga al funcionario del Régimen de Teherán.

Al mismo tiempo, se supo que la Unidad de Investigaciones AMIA está realizando gestiones con Rusia para concretar un exhorto con un pedido de extradición del funcionario iraní que visitará mañana Moscú ya que Velayati no tiene pedido de captura internacional de Interpol.

 

Fuentes consultadas por Radio Jai aseguraron que el objetivo de Argentina es que Velayati sea detenido y extraditado para que declare ante los tribunales por la causa AMIA. Sin embargo, esto no será tarea fácil y no es probable que ocurra.

Según especialistas en asuntos internacionales consultados por este medio, la dificultad de que Velayati sea extraditado radica en que Rusia e Irán “son aliados estratégicos”, sobre todo teniendo en cuenta la compleja situación de Medio Oriente, especialmente en Siria. Por eso, es improbable que Moscú quiera perder sus buenos lazos con Teherán.

Además, Velayati posee un pasaporte diplomático, un documento de viaje y de identificación concedido a quienes desempeñan determinadas funciones o cargos de alto rango. Este tipo de pasaportes según la convención de Viena para las Relaciones Internacionales tiene muchísimas ventajas para los que dispongan de este documento, como la imposibilidad de ser sancionado por las fuerzas policiales, etc.

Velayati era ministro de Relaciones Exteriores de Irán cuando ocurrió el ataque terrorista –ocupó el cargo entre 1981 y 1997– y está acusado de haber participado de la reunión que se celebró el 14 de agosto de 1993 en el Consejo Supremo de Seguridad en la que se decidió el ataque.

No es la primera vez que Velayati sale de Irán. Sin embargo, hasta ahora nunca se pudo lograr su detención.

El viaje de Velayati tiene por propósito discutir con Putin diversos temas del Medio Oriente en los cuales el régimen Iraní es un actor fundamental.

De acuerdo a fuentes bien informadas las nuevas sanciones de USA por el programa nuclear, la crisis económica y las manifestaciones en Teherán son el marco que hacen que el funcionario persa viaje a Rusia.

Cabe mencionar que en paralelo Putin se encontrará con el primer ministro Israelí Benyamin Netanyahu quién justamente reafirmará ante el mandatario Ruso el peligro que significa Irán para Israel, la región y el mundo. Todo hace prever que nuevamente Putin quiere erigirse en nexo, árbitro y actor principal en Medio Oriente.

Una posible “cumbre silenciosa e indirecta” parece estarse dando en las tierras de los zares mientras el mundo festeja los goles del mundial.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.