Intervención del diputado Ramón Farías en repudio del ataque a la Escuela Judía en Francia

NOTICIAS

“Sr. Presidente,

En representación del Comité Interparlamentario de amistad Chileno-Israelí, y como su Presidente, agradeciendo desde ya al Comité de la Unión Demócrata Independiente al cederme estos minutos, queremos, expresar nuestro total y enérgico repudio al cobarde ataque a la escuela judía Ozar Hatorah ocurrido en Toulouse, Francia, donde ayer resultaron muertos 4 personas; 3 niños de 3, 6 y 10 años, y el padre de dos de ellos, quien luchó hasta el final por salvar la vida de sus pequeños, entregando la suya.

La escena no puede dejar a nadie indiferente. Un colegio, cientos de niños y sus padres como objetivo, un asesino ¿Quién puede explicarle a esos menores que sus compañeros murieron sólo por pertenecer a una religión? ¿Quién les explica que ahora deberán contar con vigilancia que los resguarde de cualquier demente con un arma? ¿Quién les explica que en el mundo aún persisten ideologías retrógradas e intolerantes?

El brutal ataque no dejó indiferente a nadie. Y es bueno que así sea, pero además, debemos reaccionar con mucha más fuerza para condenar este tipo de hechos, que se alejan del ejercicio democrático y tolerante hacia el que debemos avanzar.

Hace no muchos días, en Chile nos conmovimos con otro cobarde ataque, esta vez se trató del joven Daniel Zamudio, quien por su condición homosexual, fue golpeado casi hasta la muerte.

Lamentablemente, no estamos frente a casos aislados. Cada cierto tiempo somos testigos de cómo grupos o personas con fuerte raigambre racista, xenófoba y antisemita realizan estos actos de violencia contra personas inocentes.

Según la opinión de expertos, se estima que en Chile hay por lo menos 30 células neonazis, que entre sus objetivos está atacar a lo que ellos denominan lacras sociales.

¿Estamos dispuestos a permitirlo? El mundo debe estar atento, porque ni por un segundo podemos aceptar que resurjan estas ideologías intolerantes. Las marcas de esvásticas dejadas en el cuerpo de Daniel son una señal de alerta y no podemos dejarla pasar.

Hoy Daniel está luchando por su vida en la Posta Central, lamentablemente los niños de Toulouse no tuvieron la misma suerte, ambos atentados fueron provocados por el mismo odio, por la misma intolerancia, el mismo sentimiento negativo que, insisto, no podemos aceptar.

Por lo mismo, se hace URGENTE la necesidad de aprobar la ley antidiscriminación. Como congreso tenemos que tomar las riendas Sr. Presidente y entregar las herramientas legales necesarias para castigar duramente a quienes se creen superiores y con la facultad de atacar a otro por su religión, nacionalidad, estrato social, color de piel o condición sexual.

No más discriminación, no más ataques cobardes amparados en una ideología absurda.

Así, Sr. Presidente y por su intermedio solicito se expresen nuestras condolencias y solidaridad, a los Embajadores de la República de Francia y de Israel en Chile, por los hechos de Toulouse.

Solicitando finalmente un minuto de silencio.

He dicho”.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.