A 25 años del atentado a AMIA

Amia, NOTICIAS

Por Gerardo Gorodischer, Presidente Comunidad Judía de Chile

Hoy se cumplen 25 años del atentado terrorista contra la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), y junto a un grupo de diputados estaremos presentes en el acto central de Buenos Aires, donde el Presidente Mauricio Macri presentará el libro “Justicia Perseguirás” con textos de la alta comisionada de DD.HH. para la ONU, de la directora general de Unesco, del secretario general de la OEA, de los presidentes de Argentina, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Israel y de la Canciller alemana, entre otros.

El 18 de julio de 1994 fue un punto de inflexión que nos enfrentó con la cara más siniestra del terrorismo internacional. Ese día el odio y la deshumanización se hacían sentir en nuestro continente de manera despiadada, cobrando la vida de 85 civiles inocentes. Aunque han pasado 25 años, es un imperativo moral recordar y exigir justicia.

La lucha contra el terrorismo es sin fronteras. Todos somos responsables de exigir que los Estados no permitan el terrorismo, el odio y la violencia. Por eso es nuestro deber levantar la voz y pedir que el Estado de Chile declare al grupo Hezbollah como una organización terrorista, lo que permite hacerse cargo de este peligro inminente que está en nuestro continente, y que ya se hizo sentir de la manera más cruel en la vecina Argentina.

Aún estamos en deuda, en deuda por permitir que el flagelo del terrorismo siga circulando por nuestras fronteras. No existe justificación para que los responsables de AMIA no hayan sido condenados, no existe justificación para la oscura muerte del fiscal Alberto Nisman, quien, con su asesinato por investigar los hechos y sindicar a los culpables, se convirtió en la víctima 86 de AMIA. Por esos 85+1 que hoy deberían estar con nosotros, pero ya no están, es que recordamos y exigimos justicia ( Carta El Mercurio ).

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.







Fin popup-->