El Secretario General de la ONU se dirigió a la Asamblea General sobre el antisemitismo: “Debemos revertir el tsunami de odio”

Antisemitismo, NOTICIAS

Foto de archivo: REUTERS / Shannon Stapleton

La Asamblea General de las Naciones Unidas en Nueva York celebró una sesión especial sobre los desafíos de enseñar tolerancia y respeto en la era digital con un enfoque en el antisemitismo, organizada con apoyo de la Misión Permanente de Israel ante las Naciones Unidas.

 

En su discurso de apertura la presidenta de la Asamblea General, María Espinosa, notó la proliferación del odio antisemita y los incidentes en los últimos años y agregó: “Lo que es alarmante ahora es que ya no se limita a los grupos extremistas”, sino que se ha convertido en parte de “un surgimiento mayor de la intolerancia, el racismo y la xenofobia generalizada y normalizada”.

 

“Debemos redoblar nuestros esfuerzos para asegurar que… las semillas del odio no encuentren terreno fértil”, dijo, refiriéndose particularmente a la educación, y agregó que “también debemos ampliar nuestra vigilancia en Internet y las redes sociales”, ya que estos son “herramientas poderosas que pueden usarse para propagar el odio y distorsionar la realidad”.

 

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, subrayó que es fundamental para la comunidad internacional “abordar el tsunami de odio que es tan notorio y la violencia en todo el mundo hoy en día”.

 

“Los supremacistas blancos y los neonazis están envalentonados por las elecciones que muestran un llamado a mensajes racistas”, dijo Guterres, enfatizando que “necesitamos tratar los discursos de odio como tratamos cada acto malicioso, condenándolo y negándonos a amplificarlo”.

 

En particular, Guterres dijo que “los medios sociales proporcionan un conducto para el odio en una escala enorme, prácticamente sin costo y sin responsabilidad […] utilizados para polarizar las sociedades y satanizar a las personas, que a menudo son dirigidos contra las mujeres, las minorías y los más vulnerables”. El Secretario General dijo que lanzó la semana pasada una estrategia en todo el sistema de la ONU para combatir el discurso de odio.

 

Frenar el discurso de odio “no significa limitar la libertad de expresión”, dijo Guterres. “Significa evitar que el discurso de odio se convierta en algo más peligroso. Nuestros esfuerzos deben intensificarse con mayor urgencia en el espacio digital donde el odio está prosperando”.

 

El rabino Yisroel Goldstein, de la congregación de Chabad en Poway, California, quien fue atacado por un supremacista blanco en abril, describió el baño de sangre que él y sus congregantes soportaron ese fatídico día. El propio Goldstein fue herido en el ataque y una congregante, Lori Kaye, fue asesinada. “El antisemitismo no es solo un problema judío, es un problema para el mundo. El antisemitismo no se trata solo del pueblo judío, se trata del futuro de la civilización”, dijo.

 

Katharina von Schnurbein, coordinadora de la Comisión Europea para Combatir el Antisemitismo, dijo: “Todas las formas de antisemitismo son igualmente perniciosas […]. El antisemitismo se ha vuelto perturbadoramente normal otra vez […] como con cualquier otra forma de odio, es responsabilidad de los gobiernos, la sociedad civil y las organizaciones internacionales, como esta, levantarse y combatirlo […] nuestra meta no debe ser contener el antisemitismo sino revertirlo”.

 

Al referirse a la proliferación del antisemitismo en las redes sociales e Internet los oradores mencionaron en sus comentarios los alarmantes resultados del estudio del Congreso Judío Mundial 2016, donde encontraron que más de 382 mil publicaciones antisemitas fueron divulgadas en plataformas de redes sociales en el curso de 2016: un promedio de más de 43,6 publicaciones por hora o una publicación cada 83 segundos.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.