IAMIM NORAIM TIEMPO DE REFLEXION Y UNIDAD

Chile, Israel, NOTICIAS

Discurso del Presidente de la Comunidad Judía de Chile, Gerardo Gorodischer en las diversas sinagogas de la comunidad durante el día de Yom Kipur.

En estas fechas de profunda introspección y reflexión a la que nos convoca nuestra milenaria tradición, queremos hacerles llegar un mensaje especial. Aprovechamos para ello este momento tan profundo cuando el pueblo judío en todo el mundo se reúne, para recibir un nuevo año y pedirle a D´s el perdón por nuestras malas acciones y omisiones, ya sea para con nosotros mismos, como para con nuestro prójimo, actuando con bondad y solidaridad.

La invitación de Iamim Noraim, es a reflexionar sobre nuestras acciones, qué queremos cambiar y cómo queremos ser durante el año que se inicia. Por eso mismo, es que en la Haftará de esta mañana nos conectamos con una de las interrogantes fundamentales de Yom Kippur ¿Cuál es la diferencia que queremos realizar? ¿Una aparente y superficial, o una profunda que implique un cambio en nuestras vidas?

Desde la espiritualidad de este día, el más profundo y más hermoso de la vivencia judía, nos preguntamos cuál es la comunidad que queremos construir. ¿Una que sólo nos proteja cuando de tiempo en tiempo somos víctimas del antisemitismo y de su nueva versión el antisionismo?, ¿Una en que cada institución desarrolle proyectos por separado, coordinándonos sólo cuando somos atacados desde el exterior?, ¿Una en que sólo somos responsables por lo que nos pasa a nosotros y a nuestras familias, y no por el presente y el futuro de la kehilá en que participamos o que dejamos de participar?, y tampoco por el presente y futuro de la vida judía en Chile? Frente a estas interrogantes, el Directorio de la Comunidad Judía de Chile no tiene dudas de cuáles son las respuestas, es deber de todos nosotros trabajar día a día por una comunidad más unida, más inclusiva y más valórica. Esta es nuestra mirada y esa es la propuesta a la que los invitamos.

Nuestro compromiso irrestricto es con la continuidad del pueblo judío, el desarrollo en plenitud del judaísmo en nuestro país, el fortalecimiento de nuestra patria milenaria el Estado de Israel, siendo un puente de unión y conexión entre ambos países, sin olvidar nuestro aporte para hacer de Chile un país más tolerante, inclusivo, respetuoso de la diversidad, en definitiva, un mejor país. Para todo esto es imperioso el compromiso de cada uno de quienes hoy están acá presente, como así también, de quienes no están, por que todos somos y hacemos comunidad.

En ese mismo sentido, queremos recalcar el inmenso aporte y compromiso que la dirigencia de la comunidad encabezada por el liderazgo de los Presidentes y con la gestión de los y las directores ejecutivos siempre han tenido con el quehacer de la Comunidad Judía de Chile.

La continuidad de nuestro pueblo está en las manos de los jóvenes, ellos son quienes construirán la comunidad del futuro y a ellos debemos motivar para asumir futuros liderazgos, pero no podemos permitirnos olvidar la historia y el aporte, la sabiduría, el conocimiento, la experiencia y el trabajo realizado por nuestros adultos mayores. No hay futuro en la Comunidad sin reconocer y conocer su historia, como dice la Torá “las lecciones del pasado, son el cimiento para construir el futuro”.

En otro ámbito, las percepciones sobre el conflicto en Medio Oriente han ido mutando en los últimos meses, y hoy estamos en momentos de relativa calma. Las relaciones entre Chile e Israel pasan por un excelente periodo, y contamos con una Embajadora que, en sólo dos meses, ha logrado un muy buen posicionamiento. Sin embargo, debemos estar siempre alertas y preparados para poder enfrentar escenarios adversos que se reflejan intensamente en nuestro país. Siendo siempre nuestra principal y permanente preocupación, contar con las condiciones que permitan el desarrollo de una vida judía en máxima plenitud.

Las puertas están abiertas para reflexionar sobre el quehacer comunitario, valoramos y apreciamos la sinergia de instituciones que ha ocurrido en el último tiempo, unirnos sólo nos hace fuerte y más Comunidad.

Los invitamos a no olvidar que la tarea es todos y permanente, requerimos de su apoyo, respaldo y compromiso. Los convocamos a la unidad comunitaria, a construir juntos una comunidad más fuerte, y propositiva y aportar para un mejor país. La Comunidad Judía de Chile los necesita a todos y todas hoy y siempre.

Les deseamos Gmar Jatimá Tova, que tengamos el mérito de ser inscritos en el libro de la vida.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.







Fin popup-->