Una nueva tecnología israelí podría ayudar a reducir drásticamente el tiempo de diagnóstico del coronavirus

Ciencia y Tecnología, NOTICIAS

Agencia AJN

Desde el brote del coronavirus, uno de los desafíos médicos más apremiantes a los que se enfrentan las zonas masivamente afectadas es la necesidad de realizar pruebas a un gran número de personas que podrían haber sido infectadas en un corto período de tiempo. La nueva tecnología desarrollada por los investigadores de la Universidad de Bar Ilan podría ayudarlos en la misión, reduciendo drásticamente el tiempo necesario para analizar las muestras de saliva.

 

El Dr. Amos Danielli, de la Facultad de Ingeniería Alexander Kofkin, desarrolló por primera vez en 2007 una tecnología para la detección sensible de secuencias de ARN específicas de virus para enfrentar enfermedades en el ganado . Desde entonces, la misma tecnología ha sido readaptada para múltiples virus, incluyendo el Zika, según explicó Danielli en entrevista a The Jerusalem Post. “Cuando empecé a oír hablar del coronavirus pensé que debíamos trabajar para adaptarlo también a eso. Colaboramos con varios laboratorios en China y Vietnam, y me dijeron que el tiempo que necesitaban para analizar las muestras de saliva estaba limitando severamente la cantidad de personas que podían analizar cada día. Pensé que esto podría ayudar”, dijo.

 

Danielli explicó que la metodología que permite a los científicos testear a alguien para detectar la presencia de un virus consiste en unir el ARN del virus a una molécula fluorescente que emite luz cuando es iluminada por un rayo láser. Sin embargo, cuando se utiliza la tecnología estándar, las concentraciones de ARN son muy bajas y también lo es la señal emitida. Para que los dispositivos existentes lo detecten, la secuencia tiene que ser duplicada varias veces, y cada ciclo de duplicación toma alrededor de 35 segundos. “Hemos encontrado una forma que sólo requiere 5 o 6 ciclos de duplicación en lugar de 30, añadiendo partículas magnéticas que nos ayudan a concentrar las moléculas fluorescentes y a agregarlas dentro del rayo láser, multiplicando así la fuerza de la señal por varios órdenes de magnitud”, explicó.

 

El nuevo desarrollo podría reducir el tiempo de análisis de una muestra de una hora a unos 15 minutos.

 

La tecnología en sus versiones anteriores ya se está utilizando en el laboratorio central de virología del Ministerio de Salud en el Hospital Tel Hashomer. Sin embargo, se necesitarán más pruebas e investigaciones para que se pueda emplear en el coronavirus. “Tenemos que presentar más pruebas de que funciona y entonces podremos ponerla a disposición. También esperamos encontrar inversores que nos permitan acelerar su comercialización”, dijo Danielli.

 

El equipo también está trabajando en colaboración con universidades europeas para identificar los anticuerpos que el sistema inmunológico produce contra el coronavirus.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.







Fin popup -->