Juraron los 120 miembros de la Knesset

Israel, NOTICIAS

Una jura diferente: Yuli Edelstein, presidente de la Knesset, es revisado por personal de salud antes de ingresar al recinto. (Knesset)

 

Ynet

Entre la crisis sanitaria y la política, este lunes en Jerusalem se tomó juramento a los 120 miembros de la Knesset de Israel que fueron elegidos en las elecciones del pasado 2 de marzo.

En lugar de la tradicional ceremonia de los 120 parlamentarios, los legisladores tomaron posesión de sus cargos en 40 tandas de tres cada uno, para de esa manera cumplir con las pautas del Ministerio de Salud que limita los eventos públicos y permite reuniones de 10 asistentes como máximo. Además, previo al acto, el edificio de la Knesset fue completamente rociado con desinfectantes.

Reuven Rivlin, presidente del Estado de Israel que este lunes le entregó el mandato a Benny Gantz para tratar de formar una coalición, estuvo en el evento y solicitó a los funcionarios que “le den al pueblo un gobierno” después de tres jornadas electorales en un año en los que no se pudo llegar a un acuerdo.

“La crisis política es real, profunda y nos está dividiendo en dos. Es momento de comprometerse y realizar concesiones profundas y dolorosas, ésa es la voluntad de los votantes”, expresó Rivlin. En relación con los desacuerdos entre los dos grandes bloques políticos agregó que “no tenemos otra opción, no hay otras personas ni otro país, estamos destinados a vivir juntos”.

Más allá de que Rivlin haya delegado en Gantz el mandato de formar un gobierno, ya que recibió las recomendaciones de más de 60 representantes, un acuerdo político con Netanyahu y el bloque de derecha parece estar lejos, e inclusive dentro del mismo bloque de centro e izquierda existen diferencias para integrarse a una coalición minoritaria.

 

En este período de transición y negociaciones la Knesset tendrá un rol fundamental ya que hay dos cuestiones en juego: la posibilidad de que Kajol Labán logre que se nombre un presidente parlamentario de su partido y el tratamiento de una ley que le impida el ejercicio del cargo de primer ministro a un funcionario procesado por la justicia, tal como ocurre actualmente con Benjamín Netanyahu.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.