Guterres: antiguo libelo de sangre del antisemitismo cobró nueva vida con COVID-19

Antisemitismo, NOTICIAS

Tovah Lazaroff

Por Silvia Schnessel

(Enlace Judío )

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, hizo un llamado a la unidad mundial para combatir el flagelo del antisemitismo, agravado por la pandemia de COVID-19.

 

“Con COVID-19, se ha propagado otro virus: el antisemitismo y el odio de muchos tipos. Los libelos de sangre ancestrales han cobrado nueva vida”, dijo Guterres.

 

Habló al recibir el lunes por la noche el Premio Theodore Herzl del Congreso Judío Mundial, en reconocimiento a su papel en la lucha contra el antisemitismo, publicó The Jerusalem Post.

 

El presidente del Congreso Judío Mundial, Ronald S. Lauder, quien le entregó el premio virtualmente, dijo que había sido una “voz de justicia y equidad”, particularmente en la ONU, un organismo con fijación contra Israel.

 

“Quiero expresarle nuestra gratitud por llamar la atención sobre el antisemitismo, el antisionismo y negarse a ceder ante la presión de quienes buscan aislar, demonizar y deslegitimar al único estado judío, Israel”, dijo Lauder.

 

Entregó a Guterres el premio en el 82 aniversario de la Kristallnacht, durante el cual los nazis saquearon y quemaron negocios, hogares e instituciones judías en toda Alemania y Austria en 1938.

 

Guterres, quien nació en Portugal en 1949 después de la Segunda Guerra Mundial, dijo que para él, el premio era muy personal.

 

 

“Cumplí la mayoría de edad en la Europa moderna mientras se recuperaba de la guerra. La oposición a la tiranía del fascismo fue central en el desarrollo de mi conciencia social y política”, dijo.

 

Como nativo de Portugal, dijo Guterres, su país tuvo su propio “capítulo oscuro” en el que persiguió a los judíos durante la Edad Media como parte de la Inquisición, en la que los habitantes judíos fueron expulsados ​​”criminalmente”.

 

Durante su mandato como primer ministro del país, dijo Guterres, se despertó para “encontrar formas de expiar la participación de Portugal en la xenofobia que estaba tan extendida en Europa en ese momento”.

 

Bajo su dirección, el parlamento portugués revocó el decreto de expulsión. Fue “un paso simbólico, sin duda, pero que reflejó no solo la profundidad de nuestro remordimiento por el pasado, sino una lección aprendida para el futuro”, dijo Guterres.

 

Dijo que, durante un viaje a Amsterdam, donde muchos de esos judíos habían huido, entregó una copia del decreto de revocación a la sinagoga portuguesa.

 

Ese edificio también es un símbolo de una “comunidad vibrante”, los descendientes de los portugueses exiliados que fueron víctimas de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial, dijo Guterres.

 

Como secretario general, dijo que ha trabajado para movilizar “una coalición global contra el fanatismo”, incluido un plan de acción contra el discurso de odio y otro para proteger los lugares de culto.

 

Otra iniciativa llamada “Verificada” se formó a raíz del COVID-19 para evitar una desinformación desenfrenada, agregó.

 

“Las teorías de la desinformación y la conspiración han ganado un terreno alarmante”, al traficar con la deshumanización y el uso de chivos expiatorios de judíos, musulmanes, migrantes y refugiados”, dijo Guterres.

 

Se necesita una batalla en dos frentes contra “la pandemia y el veneno” del odio, dijo.

 

“Ver a neonazis y supremacistas blancos en la marcha hoy es escalofriante”, dijo el secretario general. “Verlos infiltrarse en las fuerzas armadas y los establecimientos de seguridad aumenta aún más el peligro”.

 

La solidaridad es fundamental para librar esta batalla y “debemos unirnos contra el odio en todas sus formas”, dijo Guterres.

 

Además, reiteró su llamado a un alto el fuego global, y en ese contexto pidió una reanudación de las conversaciones entre israelíes y palestinos.

 

Terminó prometiendo que “seguiré estando con ustedes en la lucha contra el antisemitismo y la discriminación de todo tipo”.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.