Sentirse bien “en dos horas”: Fármaco COVID-19 israelí para pacientes en estado crítico

Ciencia y Tecnología, NOTICIAS

Prof. Dror Mevorach, jefe del departamento de coronavirus del hospital Hadassah Ein Kerem, 9 de febrero de 2021 (captura de pantalla del Canal 13)
Por Silvia Schnessel
Enlace Judío
El fármaco experimental Allocetra de fabricación israelí, que se utiliza para tratar casos graves y críticos de COVID-19, ha completado con éxito los ensayos de fase 2.
Allocetra es un fármaco experimental de fabricación israelí, desarrollado en el hospital Hadassah de Jerusalén, que se utiliza para tratar la llamada tormenta de citocinas, en la que el sistema inmunológico ataca los propios órganos del cuerpo
De los 20 pacientes gravemente enfermos tratados con la droga hasta ahora, el 90% se recuperó, informó el martes el canal 13 de noticias de Israel.
Allocetra trata la respuesta excesiva del sistema inmunológico y la respuesta inflamatoria que a veces se observa en pacientes con COVID-19, llamada tormenta de citocinas. El fenómeno puede causar graves ataques del sistema inmunológico en los propios órganos del cuerpo, lo que provoca insuficiencia orgánica y, a veces, la muerte.
Un paciente recuperado, el inspector de edificios de 49 años Yair Tayeb, habló sobre su alta del hospital tres días después de recibir el medicamento.
“No podía respirar, apenas podía hablar. [Estaba en] un estado muy muy grave”, dijo Tayeb. “Pasé por una experiencia que no puedes expresar con palabras”.
A las dos horas de recibir la droga, dijo, sintió un cambio. “Me dieron la droga. De repente, después de dos horas, comencé a sentir algo extraño en mi cuerpo. Dejé de toser, mi respiración comenzó a regresar, me sentía mejor. Dejé de sudar. No lo podía creer. Tenía miedo de decirle a la gente que estaba bien, estaba muy emocionado”.
El profesor Dror Mevorach, jefe de una de las salas de coronavirus del Hadassah y director científico y médico de Enlivex, que desarrolló el tratamiento, dijo a Canal 13: “Es útil para pacientes graves y críticos porque puede prevenir la necesidad de ventilarlos y ese es el objetivo principal. Porque en el momento en que entra en ventilación, toda la situación cambia, aumentan las complicaciones y es más difícil de tratar”.
El medicamento está entrando en ensayos de fase 3 y se administrará a más de 100 personas.
“Hace dos días no podía mantenerme de pie”, dijo Tayeb al salir del hospital. “Mírame ahora, me voy a casa”.
Un segundo fármaco israelí COVID-19, desarrollado en un hospital de Tel Aviv, también está causando sensación. El Centro Médico Ijilov de Tel Aviv afirmó un “gran avance” el viernes, diciendo que el medicamento inhalado EXO-CD24 del profesor Nadir Arber se había administrado a 30 pacientes cuyas condiciones eran moderadas o peores, y los 30 se recuperaron, 29 de ellos entre tres y cinco dias.
El lunes, el primer ministro Benjamin Netanyahu invitó a Arber a su oficina y le preguntó por la “droga milagrosa”. Durante la sesión informativa, Netanyahu dijo: “Si esto tiene éxito, será enorme, simplemente enorme. Esto es de importancia mundial”.
Arber dijo a The Times of Israel el martes que, con el ensayo de Fase 1 recién completado, ha solicitado al Ministerio de Salud comenzar un ensayo de Fase 2. Esto dará una imagen más confiable de la eficacia, ya que la Fase 1 es pequeña, se ocupa principalmente de verificar la seguridad y carece de un grupo de placebo.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.