Janukia : Luz desde la Araucanía

Chile, NOTICIAS

Por Felipe Martínez
La noche del jueves 25 de marzo, en la intersección de las avenidas Pablo Neruda y Javiera Carrera de la comuna de Temuco, IX Región de la Araucanía, se inauguró el monumento Janukía Luz desde la Araucanía.
Se contó con la participación del Alcalde de la comuna, don Jaime Salinas, quien dispuso de los elementos de producción para que fuera una jornada de excelencia. El monumento, consta de una altura de 7,5 metros por 1,74 metros de ancho. Se trata de un candelabro judío, de 8 brazos, que conmemora la independencia obtenida por los judíos del dominio griego mediante la acción de los Asmoneos, es por tanto, un símbolo de libertad.
Dicho monumento es una donación a la Embajada de Israel y la Comunidad Israelita de Temuco, de parte de la Iglesia Cristiana Restauración que preside el Pastor Didier Muñoz y de parte de la ONG Javerim Yisrael, cuyo presidente Felipe Martínez dio la apertura la ceremonia. Los cuidados del monumento quedan a cargo de la Ilustre Municipalidad de Temuco.
El mensaje pretendido mediante este gesto gira en torno a la respeto de los valores del otro. Al ponderar el pueblo cristiano establecer una mayor amistad con el pueblo judío se está brindando una señal de hermandad y de sana convivencia en medio de la convulsionada sociedad chilena que cada día se polariza y politiza más. Asimismo, es un mensaje de fuerza y ánimo dada la contingencia sanitaria que ha afectado fuertemente la región de la Araucanía.
La ceremonia contó con la participación presencial del Presidente de la Comunidad Israelita de Temuco don Eduardo Alvo, el Alcalde Jaime Salinas, el Pastor Didier Muñoz y don Felipe Martínez, cinco personas por motivos de aforo. Se transmitió mediante zoom, desde el cual y gracias a una pantalla, se pudo ver y escuchar los comentarios de la Embajadora de Israel Marina Rosenberg, el Rabino Elisha Salas, Gerardo Gorodisher Presidente de la Comunidad Judía de Chile y el obispo Salvador Pino.
En la esperanza de una mayor cohesión social, el monumento quedará erigido como una señal indeleble, para recordar que es responsabilidad de todos el forjar un mejor lugar para vivir, así como, es un testigo de que los pueblos cristiano y judío son hermanos.
“Que el SEÑOR te bendiga continuamente desde Sión; que veas prosperar a Jerusalén durante toda tu vida. Que vivas para disfrutar de tus nietos. ¡Que Israel tenga paz!” Salmos 128/5-6.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.