Antes de acusar a Israel, escucha a este analista palestino: Bassem Id

Medio Oriente, NOTICIAS

Bassem Id en el centro de Jerusalem
Por Ana Jerozolimski
Bassem Id (63), nacido en Jerusalem, hoy residente en la ciudad palestina de Jericó en Cisjordania, fue durante 26 años activista de derechos humanos, primero en la organización “Betselem” y luego en el PHRMG (Palestinian Human Rights Monitoring Group) que él mismo fundó en 1996 y encabezó hasta el 2013. Desde entonces se dedica a brindar conferencias en diferentes partes del mundo sobre su visión de la situación palestina. Y no es por cierto la que se suele oir.
Esta entrevista la realizamos hace ya un tiempo. No ha perdido ninguna actualidad. Es más: ante el nuevo informe de Human Rights Watch acusando a Israel se ser un Estado “apartheid”, resulta especialmente relevante.
P: Bassem, andas por el mundo contando sobre los problemas en la situación interna palestina, criticando a los que responsabilizan de todo a Israel. ¿Por qué?
R: Te diré que me parece que comienza a haber un cambio en la visión de la comunidad internacional respecto al conflicto israelo-palestino. Desde la firma de los acuerdos de Oslo, en general todos cerraban los ojos ante todo lo negativo ocurrido en la sociedad palestina. Y cuando yo, que fui refugiado y luchador por los derechos humanos, digo la verdad tal cual la veo, siento que hay disposición a escuchar mi versión, distinta de lo que suele oirse en general de otras fuentes palestinas.
P: Acá hay dos niveles .Una cosa es contar acerca de lo que pasa entre los palestinos ¿También alegas que la imagen a veces monstruosa que algunos presentan de Israel no es cierta?
R: Exacto. Esa imagen no es correcta.Y si la comunidad internacional continúa con los ojos cerrados respecto a lo que sucede del lado palestino, no lograremos resolver el conflicto jamás. Han trascurrido ya muchos años desde los acuerdos de Oslo y creo que la propaganda internacional no ha avanzado nada en la comprensión de la situación.
P: ¿Estás diciendo que contrariamente a lo que muchos alegan, especialmente los propios palestinos, la responsabilidad por la falta de avance no es del lado israelí o al menos no solamente de Israel?
R: Por supuesto que no . Si se trata de acusar, pues a las dos partes, no solamente a una. Está clarísimo que Israel no es el único responsable del estancamiento actual. También nosotros, los palestinos, somos parte del conflicto, y debemos ver nuestra parte de responsabilidad en la situación actual. Además, la división entre Cisjordania y la Franja de Gaza complica todos los planes de paz futura porque crea una situación en la que Israel tiene que negociar de hecho con dos estados palestinos, con dos partes palestinas, con Hamas en Gaza y con Mahmud Abbas en Cisjordania. No conozco ningún caso en el mundo en el que en una situación de conflicto un país tenga que negociar por separado con dos facciones por un mismo tema. Pero Gaza influye también en otro sentido. Me cuesta ver a Israel retirándose hoy de Cisjordania, después de lo que pasó cuando se fue de Gaza en el 2005. Creo que nosotros mismos, los palestinos, destruimos lo que quedó de Gaza después de la ocupación israelí.
P: ¿A qué te refieres?
R: Cuando el entonces Primer Ministro israelí Ariel Sharon dijo que se desconectaría de Gaza, nosotros aseguramos que si Israel se va de la Franja, convertiríamos a esa zona en Singapur.¿Dónde está Singapur hoy? Hamas no se dedicó a desarrollar ningún Singapur y su plan fue trasladar la así llamada lucha armada de Gaza a Cisjordania e Israel.
P: Me lo dijo a mí personalmente uno de los jefes de Hamas, Mahmud al Zahar, en su casa en Gaza, pocas semanas antes de la retirada israelí: “perseguiremos a Israel donde esté”.
R: Por supuesto. ¿Qué hizo Hamas por la gente de Gaza? Yo creo que hoy Hamas tiene a dos millones de palestinos de la Franja de Gaza de rehenes. Junto con Irán, con Qatar y Turquía, con su apoyo. ¿Quién les dio el derecho de tener a toda esa gente de rehén de su política? Yo, como palestino, estoy hoy mucho más enojado con mi propio pueblo, con mi liderazgo, que con la ocupación. Es más: yo hasta diría que gracias a que Israel ocupa Cisjordania, tenemos más seguridad que la que tendríamos si se fuera.
P:Explícame por favor este punto.
R: Basta con mirar el mapa del Medio Oriente y ver cómo el terrorismo islamista va avanzando. Y en la práctica, la zona en la que se vive el conflicto israelo palestino, es el lugar más seguro de toda la región. ¿Acaso alguien duda de que es mucho mejor estar acá que en Siria? ¿O Libia? ¿O Irak?¿ O Yemen, Egipto? Cualquier lado. No tengo dudas acerca de dónde es mejor estar.
P: ¿En qué medida los palestinos comparten esta visión tuya de las cosas? Recordemos que no es este enfoque el que se transmite en los medios, en absoluto.
R: Los medios no están interesados en publicar este mensaje. Te aseguro que conozco cientos de personas dispuestas a decir lo que yo estoy diciendo y a criticar inclusive en tono más duro la situación. Pero a los medios no les interesa transmitirlo. La línea en los medios en todo el mundo , también en Israel, es que hay que cargar de responsabilidad mucho más a Israel que a los palestinos. Es una cuestión de intereses políticos.
MITOS
P: Cuando se lanza contra Israel la acusación de que es “un estado apartheid” ¿qué dices tú, que eres palestino y vives en Jericó en Cisjordania?
R: Mira, yo estuve seis veces en Sudáfrica en los últimos cinco años. Visité el Museo del Apartheid. Tengo muchos amigos en Sudáfrica. Y lo que yo vi en ese museo en Johannesburgo no existe aquí, en absoluto. Yo conozco palestinos de Jerusalem Este que tienen cargos importantes en el sistema israelí. Eso no existía en el régimen del apartheid. Tengo un amigo, George Deek, árabe palestino, ciudadano israelí, que fue embajador de Israel en Noruega. ¡Embajador!
P: Así es, un diplomático muy respetado, árabe cristiano. (A.J: Hoy en día, es Embajador en Azerbaijan).
R: Así es. También hay jueces en la Suprema Corte de Justicia, árabes. Médicos que dirigen departamentos en diversos hospitales como Hadassah y Shaarei Tzedek. ¿Eso es apartheid? Y estos son sólo unos pocos de muchísimos ejemplos. La palabra “apartheid” es una presión muy efectiva para quitar legitimidad a Israel, pero no tiene nada que ver con la realidad.
P: El desafío es cómo distinguir entre medidas de seguridad que Israel adopta y que causan problemas también a civiles no involucrados en terrorismo, y una actitud política, social, de aislamiento y discriminación de los árabes por ser tales.
R: Creo que nosotros, los palestinos mismos, debemos tener consciencia en relación al tema de seguridad. Si Hamas disparara cohetes hacia Estambul, los turcos responderían contra Gaza mucho más fuerte de lo que hizo Israel. Muchísimo más. Recuerdo que hace un tiempo, creo que hace
unos dos años, de cara a una de las fiestas, Israel otorgó 100.000 permisos de entrada a palestinos de Cisjordania, para poder pasar tres días visitando familiares en Israel o simplemente paseando. Pues un palestino de la aldea Sair junto a Hebron, que fue uno de los que recibió el permiso llegó a Jerusalem, acuchilló a un efectivo de la Guardia de Fronteras junto a la puerta de Nablus en la Ciudad Vieja, le dispararon y lo mataron. A raíz de ese ataque, Israel canceló todos los permisos de esa aldea. No tienes idea de la tormenta que se armó en la aldea. La gente se abalanzó sobre la familia del terrorista muerto increpándoles que por lo que él había hecho les quitaron los permisos. Nadie publicó nada de esa reacción. Pero la gente sabe cómo salvaguardar su bienestar, su economía, y que el terrorismo no sirve de nada.
P: Bassem, antes diste ejemplos de árabes ciudadanos de Israel en destacados puestos , por ejemplo en hospitales. ¿Cómo ves la actitud de Israel ante la población palestina de Cisjordania, que se halla en una posición distinta de la de los ciudadanos israelíes?
R: En todos los hospitales israelíes verás numerosos pacientes palestinos internados. También decenas de la Franja de Gaza. Hubo un caso, no recuerdo ahora de qué hospital, de varios internados llegados de Gaza, que estaban acompañados por sus madres. Llegó un judío norteamericano que quería donar dinero al hospital y cuando vio esa escena, decidió que construiría un pequeño hotel junto al hospital o allí mismo, para que pudieran hospedarse allí con comodidad los padres de los niños palestinos internados. Y no sólo palestinos, claro. Yo no recuerdo haber visto a ningún millonario árabe dispuesto a preocuparse por esa pobre gente llegada de Gaza.
P: Bassem, es importante destacar que las apreciaciones que tú haces, son en base a lo que tú mismo ves en el terreno. Has nacido aquí.
R: Exactamente. Nací en 1958 en la Ciudad Vieja de Jerusalem, que en ese momento estaba bajo ocupación jordana. Nací en el barrio judío. Por eso conozco las cosas de primera mano. Y cuando dicen por ejemplo de Israel que ha hecho limpieza étnica de los palestinos, me pregunto cómo es que yo nunca lo he visto, y siempre he estado aquí, desde hace 59 años. Eso es un invento. A Israel ni se le ocurre algo así. Los que han sufrido aquí hasta ahora de limpiezas étnicas han sido los judíos en su historia.
P: Cuando se creó Israel permanecieron en su territorio cerca de 200 mil árabes que luego se convirtieron en ciudadanos israelíes. Hoy son aproximadamente 2 millones…sería una limpieza étnica muy poco efectiva.
R: Exactamente. Y hay otro tema que vale la pena aclarar: los refugiados palestinos. A quienes hay que culpar al respecto no es a Israel sino a los países árabes que asustaron a los palestinos diciéndoles que si no se van, los judíos los matarán. El hecho es que como bien has dicho, 200 mil se quedaron y hoy son dos millones, o sea que nadie los fue a matar .- Y sin duda viven mucho mejor que cualquier palestino en países árabes.
(Publicaremos por separado la segunda parte)

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.