Israel redobla esfuerzos para un segundo intento de aterrizar en la Luna

Ciencia y Tecnología, NOTICIAS

SpaceIL, una organización israelí sin ánimo de lucro que se esfuerza por inspirar a la próxima generación de científicos, ingenieros y soñadores a través de misiones espaciales innovadoras, ha anunciado esta semana que ha conseguido una financiación crucial para el lanzamiento de la misión de la nave espacial “Bereshit 2” en 2024 con el objetivo de enviar a Israel de nuevo a la Luna.
En 2019, con su primera nave espacial “Bereshit”, la organización se convirtió en la primera entidad privada de la historia en llegar a la Luna, asegurando así la posición de Israel como el séptimo país en llegar a la luna y el cuarto país que intenta alunizar después de Estados Unidos, Rusia y China.
Desafortunadamente, el 11 de abril de ese año, durante el proceso de alunizaje, una avería provocó una serie de interrupciones que provocaron el apagado de un motor y la caída de la nave.
Gracias a varios donantes generosos, se recaudaron 70 millones de dólares en una nueva ronda de financiación; se calcula que el coste de la misión es de aproximadamente 100 millones de dólares.
La financiación se obtuvo de un grupo de empresarios y filántropos, entre ellos el multimillonario israelí Morris Kahn (Fundación Kahn), que también participó en el primer intento de alunizaje. Kahn también fue nombrado presidente del consejo de administración de SpaceIL.
Los otros dos donantes son Patrick Drahi (Fundación Patrick y Lina Drahi), un empresario israelí-francés, y el empresario sudafricano-israelí Martin Moshal a través de la Moshal Space Foundation en asociación con la empresa de capital riesgo Entrée Capital.
Como reacción al anuncio, Shimon Sarid, director general de SpaceIL, declaró a JNS: “Es demasiado bueno para ser cierto recaudar esta cantidad en una fase tan temprana del programa. La razón por la que ha ocurrido es que tenemos una misión muy inspiradora, y nuestros donantes creen realmente en nuestra capacidad para ejecutarla”.
La misión “Bereshit 2” espera batir varios récords en la historia espacial mundial, entre ellos el de un doble aterrizaje en la Luna en una sola misión, junto con el de un alunizaje en su cara más lejana, algo que hasta la fecha sólo ha logrado China.
La nave principal tiene previsto realizar una misión de cinco años que servirá de plataforma para actividades científicas educativas en Israel y en todo el mundo a través de una conexión remota que permitirá a los estudiantes participar en investigaciones científicas en el espacio profundo.
En cuanto a los tipos de investigación científica que se llevarán a cabo en la misión, Sarid explicó que en este momento “estamos creando un comité académico para seleccionar la misión científica, y debe tener valor científico para la humanidad y valor educativo para nuestra próxima generación. También nos estamos comunicando con la NASA para que sea nuestro socio en la selección de las cargas útiles científicas”.
Impulsado por los sueños y las esperanzas de los futuros ingenieros
Kfir Damari, cofundador de SpaceIL, así como vicepresidente de impacto, marca y educación de la organización, dijo a JNS que “en septiembre de 1962, el presidente de EE.UU. John F. Kennedy [en un discurso en la Universidad de Rice] dijo: ‘Elegimos ir a la Luna en esta década y hacer las demás cosas no porque sean fáciles, sino porque son difíciles’. Muchos años después, creo que una visión similar nos guió. Cuando elegimos ir a la Luna, lo hicimos para hacer lo imposible por Israel, por la ciencia y por la educación”.
Continuó diciendo que “nuestra misión era llegar a la Luna, pero también sabíamos que este objetivo serviría para organizar y medir lo mejor de nuestras energías y habilidades, y también para mostrar al mundo -y principalmente a nuestros hijos- que hay que seguir soñando, empujando hacia adelante y no detenerse nunca. Sí, estamos construyendo naves espaciales, pero están impulsadas por los sueños y esperanzas de los futuros soñadores, científicos e ingenieros”.
Kahn reaccionó a la nueva financiación con un comunicado en el que reconocía que llevar a Israel a la Luna sigue siendo la misión de su vida.
“El proyecto ‘Bereshit’ es la misión de mi vida, así que he decidido retomarlo. Pienso hacer todo lo que esté a mi alcance para llevar a Israel de nuevo a la Luna, esta vez para un doble alunizaje histórico”, dijo. “Como empresario, creo que hay que buscar constantemente nuevos retos e incluso duplicar el riesgo. Nuestra nueva misión posicionará a Israel una vez más como pionero mundial, esta vez en el espacio”.
Junto a Kahn se incorporan al consejo Angelina Drahi, presidenta de la Fundación Patrick y Lina Drahi; Amalia Zarka, directora general de la Fundación Filantrópica Drahi; Tal Granot-Goldstein, director general de HOT Group; Frank Malul, director general de i24news; Aviad Eyal, socio director de Entrée Capital y representante de la Fundación Espacial Moshal; y Dafna Jackson, directora general de la oficina familiar de Kahn.
Serán recibidos por los actuales miembros del consejo de administración, entre ellos el profesor Isaac Ben-Israel, Avi Hasson, Arie Halsband y Ya’acov Levy.
Damari expresó su entusiasmo por el lanzamiento a la Luna previsto para 2024, gracias a la obtención del 70% de la financiación necesaria.
Dijo que “ahora podemos centrarnos en la ingeniería y en el impacto futuro de la misión, asegurándonos de que somos capaces de inspirar a las futuras generaciones en Israel y en todo el mundo y de hacer una contribución significativa a la investigación científica del espacio profundo. … Se ha quitado un gran peso de encima y ha comenzado la cuenta atrás”.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.