Avance mundial contra el Alzheimer de la Universidad de Tel Aviv

Ciencia y Tecnología, NOTICIAS

Por MS

Los investigadores descubrieron la reversión de los rasgos biológicos responsables del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer y la demencia mediante un protocolo único de terapia con oxígeno hiperbárico.

El estudio combinó los resultados de la Terapia de Oxígeno Hiperbárico (TOHB) en animales modificados genéticamente para desarrollar Alzheimer y en un grupo de personas mayores de 65 años con deterioro de la memoria. Los resultados fueron irrefutables: mejora de la función vascular; disminución de la carga amiloide del cerebro; mejora significativa del flujo sanguíneo al cerebro y mejora significativa de la capacidad de memoria; mejora de la atención y de la velocidad de procesamiento de la información.

Avance científico: Un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv ha conseguido restaurar un traumatismo cerebral mediante la oxigenoterapia hiperbárica (HBOT). Es la primera vez que se demuestra en el mundo científico, que una terapia no farmacológica es eficaz para prevenir los principales procesos biológicos responsables del desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Descubrieron que utilizando un protocolo específico de HBOT, el flujo sanguíneo cerebral (CBF) mejoró e incrementó en los pacientes ancianos entre un 16 y 23%, aliviando la disfunción vascular y la carga amiloide. El estudio, que forma parte de un amplio programa de investigación dirigido al envejecimiento y a las dolencias que lo acompañan como enfermedad reversible, es prometedor al abordar no sólo los síntomas, sino más bien la patología y la biología responsables del desarrollo de la enfermedad.

El estudio se realizó bajo la dirección de un equipo de investigadores de la Universidad de Tel Aviv: Prof. Shai Efrati, Prof. Uri Ashery, Dr. Ronit Shapira, Dr. Pablo Blinder y Dr. Amir Hadanny. Son miembros de la Escuela Sagol de Neurociencia y de las facultades de Ciencias de la Vida y Medicina de la Universidad de Tel Aviv, así como del Centro Médico Shamir. Los resultados del innovador estudio se han publicado en la respetada revista Aging.

Prof. Uri Ashery

La medicina hiperbárica es una terapia que mantiene a los pacientes en cámaras especiales, en las que la presión atmosférica es mucho más alta que la que se experimenta a nivel del mar. Además, respiran aire compuesto por un 100% de oxígeno. Esta medicina se considera segura y ya sirve para tratar una amplia lista de afecciones médicas, también en Israel. En los últimos años, las pruebas científicas han indicado que los protocolos únicos de la terapia hiperbárica, son capaces de inducir la reparación del tejido cerebral dañado y el crecimiento de los vasos sanguíneos y las células nerviosas del cerebro.

La primera etapa del estudio se llevó a cabo en un modelo animal, y se demostró de forma concluyente, mediante la evaluación de los tejidos cerebrales, que un determinado protocolo terapéutico produce una mejora de la función vascular y la creación de nuevos vasos sanguíneos. Además, impide el depósito de nuevas placas amiloides en las células cerebrales e incluso conduce a la eliminación de los depósitos de placas amiloides existentes. Los amiloides son proteínas no solubles y los depósitos de estas proteínas en el cerebro están relacionados con enfermedades degenerativas graves, como por ejemplo el Alzheimer.

Dr. Ronit Shapira

En la segunda fase se examinaron los efectos del tratamiento en personas mayores de 65 años con deterioro cognitivo, haciendo hincapié en la pérdida de memoria, la etapa que precede al Alzheimer y la demencia. La terapia incluía una serie de 60 sesiones de HBOT únicas en cámaras de presión durante un periodo de 90 días. Los efectos en el cerebro se evaluaron mediante una resonancia magnética de perfusión de alta resolución.

El profesor Uri Ashery explica: “Al estudiar y tratar la enfermedad de Alzheimer en el modelo animal, podemos aplicar nuestros hallazgos para incluir también a los seres humanos”. Tras una serie de tratamientos hiperbáricos, los pacientes ancianos que ya sufrían pérdida de memoria mostraron una mejora del flujo sanguíneo al cerebro, así como una mejora real del rendimiento cognitivo. En consecuencia, logramos demostrar el potencial latente de la medicina hiperbárica para el tratamiento de las afecciones neurológicas que se originan en la hipoxia, es decir, en la deficiencia de oxígeno que llega a las células”.

El Dr. Pablo Blinder afirma: “Este avance fue posible gracias a un nuevo enfoque de investigación que emplea microscopios multifotónicos. Esto nos permitió hacer un seguimiento de las mejoras en los índices tomados de los modelos animales antes y después de cada tratamiento con la cámara. Al mismo tiempo, comprobamos los diámetros de los vasos sanguíneos y la formación de placas amiloides en sus cerebros”.

Prof. Shai Efrati

La Dra. Ronit Shapira añade: “La combinación de un modelo animal del que pudimos aprender la patología de la enfermedad, junto con la terapia existente y disponible, suscita la esperanza de que ahora podremos luchar contra uno de los mayores retos del mundo occidental. Según nuestros hallazgos, es probable que la terapia hiperbárica administrada a una edad temprana prevenga por completo esta grave enfermedad”.

El profesor Shai Efrati resume los hallazgos del equipo: “Al tratar el problema de fondo que provoca el deterioro cognitivo con la edad, estamos trazando de hecho el camino de la prevención. Es probable que la medicina hiperbárica pueda ofrecer la oportunidad de vivir con una buena función cerebral sin relación con la edad cronológica. La idea es comenzar la terapia antes de que aparezcan los síntomas clínicos de la demencia y antes del deterioro y la pérdida de tejido cerebral extenso”.

Dr. Pablo Blinder

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.