Los judíos de Baréin oran en público por primera vez en décadas

Mundo Judío, NOTICIAS

Silvia Schnessel
Enlace Judío
Por primera vez en décadas, la comunidad judía de Baréin celebra sus festividades a la luz pública gracias a los Acuerdos de Abraham.
Ebrahim Nonoo dirige los servicios de oración en la renovada sinagoga de Manama, poniendo las tradiciones judías a la vista después de décadas de oración en privado.
El líder de la comunidad, Ebrahim Nonoo, dice que está poniendo las tradiciones judías a la vista después de que una comunidad de varias docenas de personas hayan estado orando en privado desde 1947.
La pequeña comunidad judía de Baréin, unas 50 personas, ha practicado su fe a puerta cerrada desde 1947, cuando la única sinagoga del país del Golfo fue destruida por los disturbios al comienzo del conflicto árabe-israelí, informó The Times of Israel.
Pero cuando Baréin normalizó los lazos con Israel hace un año como parte de los acuerdos negociados por Estados Unidos con países árabes conocidos como los Acuerdos de Abraham, “abrió todo”, dijo Nonoo.
“Estamos muy felices de estar al aire libre”, dijo a la AFP el hombre de 61 años.
La pequeña sinagoga pintada de blanco con ventanas con marcos de madera se encuentra en el corazón de la capital, Manama. Recientemente se renovó a un costo de 60.000 dinares de Baréin ($ 159.000).
En el interior hay bancos de madera con cojines azul marino, una pantalla grande para transmitir oraciones y un podio de madera, o bimá, con libros religiosos en árabe, inglés y hebreo.

Ebrahim Nonoo, el jefe de la comunidad judía en Barein, reza el sábado en la sinagoga de la Casa de los Diez Mandamientos en la capital, Manama, el 4 de septiembre de 2021 (Mazen Mahdi / AFP).
“Podemos desarrollar la vida judía en Baréin porque tenemos una sinagoga en pleno funcionamiento”, dijo Nonoo.
“Tenemos la capacidad de llevar a los judíos a la sinagoga y queremos que vengan con regularidad”.

El 15 de septiembre de 2020, Baréin y los Emiratos Árabes Unidos rompieron con la política árabe aceptada de que no debería haber vínculos con Israel hasta que haga las paces con los palestinos, y Sudán y Marruecos hicieron lo mismo.
La medida fue condenada como una “traición” por los críticos palestinos, pero fue una bendición para los judíos de Baréin.
El mes pasado, llevaron a cabo sus primeros servicios de Shabat en la sinagoga en 74 años, acompañados por judíos y diplomáticos expatriados.

Vista general del interior de la Sinagoga de la Casa de los Diez Mandamientos en la capital, Manama, el 4 de septiembre de 2021. (Foto de Mazen Mahdi / AFP)
‘Regresando a casa’
En los servicios, los fieles comen pan y beben jugo de uva después de recitar breves oraciones de un libro de la biblioteca de la sinagoga, con una menorá de plata o candelabro ceremonial en el centro.
El rabino Elie Abadie, director de la asociación de comunidades judías del Golfo, dijo que el regreso de la oración pública estaba “renovando nuestra historia en la región”.
“Las oraciones públicas judías se escucharon en esta región durante más de 2.000 años y, lamentablemente, se detuvieron en 1947“, dijo. “Reanudarlas es como volver a casa“.

Incluso cuando la sinagoga estaba fuera de servicio, los judíos de Baréin seguieron ocupando un lugar destacado en los negocios y la vida pública.
Un ejemplo es Nancy Khedouri, una parlamentaria judía de Baréin, que espera que la apertura de la cultura judía atraiga a visitantes del extranjero.
“Muchas más personas de fe judía están interesadas en viajar a la región, soñando con nuevas oportunidades, entusiasmadas por aprender de quienes ya viven en la región del Golfo”, dijo a la AFP.

Una vista en el interior de la Sinagoga de la Casa de los Diez Mandamientos en la capital, Manama, el 4 de septiembre de 2021. (Foto de Mazen Mahdi / AFP)
“Quienes visiten definitivamente contribuirán al turismo y al crecimiento económico”.
Muchos judíos de Baréin abandonaron el país durante el conflicto árabe-israelí por temor a ser atacados, mientras que otros se quedaron pero mantuvieron un perfil bajo, dijo Nonoo.
Ahora hay preocupaciones sobre el futuro de la comunidad, y la mayoría de la generación más joven vive y trabaja en el extranjero.
Nonoo dijo que actualmente está buscando formas de comprar el edificio junto a la sinagoga para establecer una ieshivá, o escuela religiosa, donde las familias judías puedan inscribir a sus hijos.
“Nuestro objetivo es tener un rabino, un rabino joven aquí en Baréin, para desarrollar la vida judía y conocer a la comunidad y poder ofrecerles servicios semanalmente”, agregó.

Una vista en el interior de la Sinagoga de la Casa de los Diez Mandamientos en la capital, Manama, el 4 de septiembre de 2021. (Foto de Mazen Mahdi / AFP

“Esto ayudará a desarrollar la comunidad en Baréin“.
Para Aviva, de 40 años, que tiene una hija de dos años, la reapertura de la sinagoga ya le ha traído consuelo y alegría.
“Dios está en todas partes y en mí, pero orar en la sinagoga me hace sentir que mi voz es más especial”, dijo a la AFP, mientras se unía a Nonoo en oración.
“Cuando sacaron la Torá (el mes pasado durante la oración) y nos la pasaron para que la besáramos, las lágrimas comenzaron a correr por mi rostro… fue un momento especial”, dijo.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.