Gobierno de Israel aprueba darle fin al estado de emergencia por COVID-19

Israel, NOTICIAS

Enlace Judío
Los ministros del gobierno de Israel aprobaron este miércoles la transición de Israel a una “situación de salud especial” el 1 de marzo, poniendo fin al estado de emergencia inducido por la pandemia de más de dos años en el que se encontraba el país, informó The Times of Israel.
La decisión se produce cuando Israel ha visto la reducción de los casos de COVID-19 en las últimas semanas.
Bajo el estado de emergencia, el gabinete puede instituir nuevas restricciones antes de que el Comité de Constitución, Ley y Justicia de la Knéset las apruebe.
Sin embargo, en una “situación especial de salud”, de acuerdo con la llamada “ley de coronavirus” aprobada el mes pasado, las restricciones solo entrarán en vigor después de que el comité vote para aprobarlas, y deben presentarse ante el panel cinco días antes de que el gobierno la quiera en vigor. El comité o el pleno de la Knéset también podrán enmendar o cancelar por completo las restricciones que se les presenten.
Si el gabinete desea restablecer un estado de emergencia, el Comité de Constitución, Ley y Justicia de la Knéset o el pleno completo deben aprobar la medida dentro de los siete días. Si tampoco lo hace, la validez de la declaración del gobierno expira.
“Ante la evolución de la morbilidad y la flexibilización de las restricciones, dispuestas por el gobierno, y ante el justificado planteamiento y establecimiento de una rutina de vida frente a la pandemia por parte del gobierno, hago un llamado a declarar un estado especial de salud, que pondrá fin al estado de emergencia que está desde 2020”, escribieron el presidente del Comité de Constitución, Ley y Justicia, Gilad Kariv, al primer ministro Naftali Bennett y al ministro de Salud Nitzan Horowitz.
En la carta, Kariv dijo: “La transición a una ‘situación especial de salud’ dejará al gobierno con las herramientas necesarias para hacer frente a la pandemia en su forma actual, al mismo tiempo que se restablece la relación normal entre el ejecutivo y el legislativo, y al mismo tiempo transmite un mensaje de empoderamiento: el retorno y la continuación de la normalidad en el Estado de Israel”.
“Según las disposiciones de la ley, la transición a una ‘situación especial de salud’ permitirá la formulación de políticas gubernamentales por períodos más largos que en un estado de emergencia, lo que se sumará a la existencia de una rutina de vida clara y estable para los ciudadanos israelíes”, agregó.
Según las estadísticas publicadas el miércoles por el Ministerio de Salud, hay actualmente 111,332 casos activos de COVID-19 en el país, con 1,459 de ellos hospitalizados, 673 de ellos en estado grave y 244 de ellos intubados a ventilación mecánica. El número de muertos se situó en 10,075.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.