Víctimas del ataque terrorista de Bnei Brak: dos padres y un policía árabe cristiano

Israel, NOTICIAS

Silvia Schnessel , Enlace Judío
Las autoridades identificaron el miércoles temprano a tres de las cinco víctimas de un tiroteo terrorista mortal en Bnei Brak la noche anterior, incluidos dos padres jóvenes y un oficial de policía que ayudó a matar al pistolero, informó The Times of Israel.
Las víctimas fueron nombradas como el oficial Amir Khoury, de 32 años, un árabe cristiano; y los residentes locales Yaakov Shalom, de 36 años, y Avishai Yehezkel, de 29.
Los informes dijeron que las otras dos víctimas eran trabajadores extranjeros de Ucrania que no habían sido identificados el miércoles por la mañana.
Khoury, un árabe israelí de la ciudad norteña de Nof Hagalil, sirvió en el equipo de respuesta de motociclistas de la estación de policía de Bnei Brak.
Khoury era parte de un equipo de dos motociclistas que alcanzaron al pistolero y lo mataron, poniendo fin a la ola de disparos mortales.
Khoury fue alcanzado en el intercambio de disparos y luego murió después de ser trasladado de urgencia al Centro Médico Beilinson, dijeron las autoridades.
El comisionado de policía de Israel, Kobi Shabtai, habló más tarde con el padre de Khoury, Jarris. El padre le dijo a Shabtai que son una familia de policías y que él era un veterano del departamento de policía de Tel Aviv.
Shabtai dijo que la muerte de su hijo, confrontando al atacante, fue “una gran tragedia para la policía”.
“Además de la tragedia, es importante para mí decirle que su hijo salvó la vida de muchos civiles”, dice Shabtai. “Sus acciones se convertirán en legado y memoria de heroísmo para todo el país”.
Khoury deja atrás a sus padres y dos hermanas.
Shalom, residente de Bnei Brak, también fue nombrado como víctima.
Shalom conducía a su casa cuando fue detenido por el hombre armado, quien abrió fuego contra su vehículo desde muy cerca.
Los medios haredi informaron que Shalom era hijo del rabino Meir Shalom, un destacado líder de la comunidad yemenita en Beni Brak, quien murió el año pasado de COVID.
Su funeral partirá de la casa familiar a las 11 a.m. del miércoles. Le sobreviven su madre, esposa y cuatro hijos, informó Behadrei Hadarim.
La tercera víctima fue nombrada como Yehezkel, también residente de Bnei Brak.
Los informes de los medios haredi dijeron que Yehezkel, un estudiante de Yeshiva, había llevado a su hijo de 2 años a dar un paseo nocturno en su cochecito cuando le dispararon, mientras intentaba proteger al niño.
Le sobreviven su esposa, quien está embarazada de ocho meses, y su hijo.
Su funeral se realizará a las 9:30 horas de este miércoles en la ciudad.
Los funcionarios de seguridad identificaron al terrorista como Diaa Hamarsheh, de 26 años, una palestina de la ciudad de Ya’bad, cerca de Jenin, en Cisjordania, que estaba ilegalmente en Israel. Los informes de televisión dijeron que hubo celebraciones fuera de la casa de su familia y en otras ciudades palestinas más tarde el martes.
Hamarsheh llegó a Bnei Brak en un vehículo y desembarcó en la calle Jabotinsky a las 7:56 p. m., según el Canal 13.
Mientras estaba parado frente a una tienda local, sacó su arma e intentó disparar a los transeúntes, esquivando por poco a un peatón y a un hombre en su bicicleta.
Luego, el atacante continuó hasta la calle Bialik, pero no encontró a nadie allí, por lo que se trasladó a una tienda de comestibles cercana donde mató a tiros a dos personas.
Hamarsheh siguió disparando a los transeúntes, pero su arma se atascó brevemente. Luego pasó un automóvil conducido por Shalom. Hamarsheh gritó “alto” mientras apuntaba su rifle a través de la ventana y disparaba, matando a Shalom.
En este punto, habían pasado seis minutos desde el comienzo de la ola de asesinatos. Hamarsheh luego se dirigió a la calle Herzl, donde disparó a Yehezkel, que estaba protegiendo a su hijo de los disparos.
Mientras Hamarsheh continuaba por la calle Herzl, dos oficiales en una motocicleta de la policía lo confrontaron y comenzaron a disparar. Hamarsheh devolvió el fuego, golpeando a Khoury, quien luego murió a causa de sus heridas.
El segundo oficial logró matar a Hamarsheh, poniendo fin a la ola de muertes.
El ataque, el tercer incidente terrorista mortal en una semana, subrayó las preocupaciones sobre una creciente ola de violencia antes del mes sagrado musulmán del Ramadán.
“Israel se enfrenta a una ola de terrorismo árabe asesino”, dijo el primer ministro Naftali Bennett el martes por la noche. “Las fuerzas de seguridad están trabajando. Lucharemos contra el terrorismo con persistencia, diligencia y puño de hierro.

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.