En el Día del Recuerdo, Israel honra a sus soldados caídos y víctimas del terrorismo

Israel, NOTICIAS

Silvia Schnessel

Enlace Judío

Los israelíes deben a sus soldados caídos y víctimas del terrorismo el compromiso de no permitir que los desacuerdos y los debates políticos los desgarren, dijo el primer ministro Naftali Bennett el martes en una ceremonia que marcó el comienzo del Día del Recuerdo, según publicó The Jerusalem Post.

Murieron 71 soldados y personal de seguridad de las FDI. 30 veteranos murieron a causa de sus heridas. Desde marzo, 15 israelíes fueron asesinados por el terrorismo.

“No puedo hablar en nombre de los caídos, pero creo que si pudieran, nos habrían dicho: sigamos viviendo juntos”, dijo Bennett. “No dejes que los desacuerdos te desgarren por dentro. Si permitimos que la ira y el odio se apoderen de nosotros, nuestros enemigos se aprovecharán para hacernos daño”.

Su discurso se produjo pocas horas antes de que los israelíes guardaran silencio durante un minuto el martes por la noche, recordando a los miembros del servicio que murieron protegiendo al estado y a las víctimas del terrorismo antes del 74º Día de la Independencia del país.

En total, 24.069 soldados, policías, guardianes de prisiones, Shin Bet (Servicio de Seguridad de Israel) y agentes del Mossad murieron defendiendo el Yishuv preestatal e Israel desde 1860. Ese número también incluye a miembros de las milicias preestatales y la Brigada Judía, que sirvió en el ejército británico durante la Segunda Guerra Mundial.

Hubo 3.199 civiles muertos en las hostilidades desde el establecimiento del estado, según el Instituto Nacional de Seguros.

El presidente Isaac Herzog en la ceremonia del Dia del Recuerdo de 2022. (Crédito: MARC ISRAEL SELLEM)

El año pasado, 56 soldados y personal de seguridad de las FDI murieron sirviendo al Estado, y 84 veteranos de las FDI que resultaron heridos durante su servicio murieron a causa de sus heridas. Desde finales de marzo, 15 israelíes han muerto en ataques terroristas.

“La sirena que atravesó nuestras vidas hace unos minutos es el momento más puro del calendario israelí”, dijo el presidente Isaac Herzog el martes por la noche en la ceremonia principal del Día del Recuerdo en el Muro de los Lamentos. “Un momento que tira de las cuerdas de nuestras almas. Un momento de intenso y amargo dolor. Un momento que habla de la esencia de esta semana, la esencia del propio Estado de Israel: desde el dolor más profundo hasta el milagro de la independencia y el renacimiento”.

Al presentar sus respetos a los caídos que venían de “todas las comunidades y sectores”, dijo que el país era “socio en el orgullo y en el dolor. Sirvieron juntos, y su unidad era un hecho evidente. Fueron enterrados en el suelo de esta buena tierra en la uniformidad vinculante de sus cementerios, y su unidad es un hecho evidente. Los recordamos: sus caras, sus voces, sus risas rodantes; los obuses, las minas, las balas que les quitaron la vida.

“Nuestros hijos e hijas, que cayeron en defensa de nuestro estado, lucharon juntos y cayeron juntos. No preguntaron, ni nadie les preguntó quién era de derecha y quién de izquierda. Quién era religioso. Quién era laico. Quién era judío y quién no era judío. Cayeron como israelíes, defendiendo a Israel. En los cementerios, las discusiones enmudecen”.

Abrazando a las familias en duelo, el Jefe de Estado Mayor de las FDI, el Teniente General Aviv Kohavi dijo que el dolor que sentían era “insoportable, y el dolor es opresivo… está presente y no descansa ni un momento. Viene cruelmente en Shabat, días festivos y cumpleaños”.

Y aunque los que han caído no volverán, “gracias a ellos, muchos han vuelto”, dijo. “Gracias a ellos se ha salvado la vida de decenas de miles de ciudadanos, y a ellos se debe gran parte de la seguridad y logros del Estado. Ve, toma tu destino en tus propias manos. Abraham recibió el mandato, y trasladó su vida a la Tierra Prometida. La Tierra Prometida se ha convertido en un país desarrollado y de alto rendimiento, pero sigue rodeado de amenazas y desafíos”.

Tal realidad necesita que sus ciudadanos la defiendan, agregó.

Como en el pasado, Israel continúa enfrentando amenazas de una serie de enemigos y, por lo tanto, continúa llevando a cabo operaciones disuasorias y agresivas que van más allá de las fronteras del país “para atacar al enemigo en el aire, en el mar y en tierra, en todo Oriente Medio”, dijo Kohavi. “La forma en que se están librando las guerras en el mundo y en la región nos recuerda a todos la necesidad de una fuerte fuerza defensiva y el deber de prepararse para todo. Los soldados de las FDI y sus comandantes montan guardia, luchan y dicen: ‘Aquí estoy’, y yo estoy muy, muy orgulloso de comandarlos”.

Las FDI, dijo Kohavi, “nos permiten a todos, como nación, ejercer nuestro derecho y deber de construir una sociedad próspera y digna que esté llena de vida”.

El ministro de Defensa, Benny Gantz, dijo que como “comandante en duelo”, los pensamientos de quienes cayeron bajo su mando están con él todos los días.

“Cada año durante la sirena, trato de recordarlos a todos. Intento y fallo. Conforme fueron pasando los años, la lista se hizo más larga, pero la duración de la sirena se mantuvo como estaba”, escribió en Twitter. “Este día es muy difícil para mí. En un nivel personal. Antes de ser ministro de defensa y jefe de gabinete, soy humano. Los pensamientos de todas las personas que he conocido a lo largo de los años y que han caído no me dan descanso”.

Al señalar las más de 24.000 bajas de las FDI, Gantz dijo que “nuestro país está empapado en sangre. La sangre de hijos e hijas que lucharon y defendieron la patria. Hemos pagado y todavía pagamos un alto precio por nuestra independencia”.

Hablando anteriormente en un evento de conmemoración en el monumento conmemorativo Yad Labanim para los soldados caídos en Jerusalén, Bennett recordó su tiempo como soldado en el Líbano y los compañeros de armas que cayeron allí, nombrando a varios de ellos.

“Sabíamos exactamente por quién estábamos luchando”, dijo. “Éramos un pequeño grupo de soldados y oficiales. Prácticamente todo el mundo conocía a todo el mundo. Sabíamos qué unidad realizaba qué operación. Yo también, como comandante de compañía en Maglan, formaba parte del mismo grupo de soldados”.

“Allí, en los puestos de avanzada del sur del Líbano, me enamoré de nuestra maravillosa gente”, dijo Bennett. “Todos, en nuestros corazones, nos enamoramos. Era imposible no hacerlo. Estabamos juntos. Muchos de nuestros amigos se quedaron allí. Jóvenes, de 19 o 20 años, no regresaron. Seguirán siendo nuestros hermanos para siempre.

Los soldados se cuadran durante la ceremonia del Día del Recuerdo de 2022. (Crédito: MARC ISRAEL SELLEM)

“En este día todos abrazamos a las familias que han perdido lo más preciado de todo. Por la santidad de este día, por el anhelo de los que no están con nosotros, juramos conservar este hogar, que fue su hogar, el hogar por el que sacrificaron sus vidas”.

“Para ustedes, mis hermanos y hermanas, para la familia en duelo, una familia a la que me uní de mala gana hace 32 años, no es necesario recordar un día especial”, dijo. “Cada día trae consigo recuerdos de nuestros seres queridos. Cuando comemos un trozo de tarta de queso que le encantaba, cuando pasamos por la escuela a la que asistió, cuando vemos en la calle la espalda de una persona que nos recuerda a nuestros seres queridos, de repente nos golpea. Una imagen vaga de otros días más felices. Un fuerte anhelo. Una sensación de oportunidad perdida. Una puñalada en el corazón. Un suspiro. Una lágrima”.

El Día del Recuerdo comenzó a las 8 p.m. el martes con una sirena conmemorativa de un minuto en todo el país. Inmediatamente después se llevaron a cabo ceremonias conmemorativas.

El miércoles, sonará una sirena de dos minutos a las 11 a. m., seguida de servicios conmemorativos estatales oficiales en 52 cementerios militares y sitios conmemorativos.

 

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.