Israel condena informe de la ONU sobre el conflicto con Gaza en 2021

Antisemitismo, NOTICIAS

Cohetes lanzados por terroristas palestinos contra Israel, en Gaza el 10 de mayo de 2021 | Foto: Reuters / Mohammed Salem

Israel criticó el martes el último informe de la ONU sobre el conflicto con Gaza de mayo de 2021 y dijo que estaba muy sesgado a favor de los palestinos, después de que sus autores culparan a la “ocupación perpetua” de Israel de las zonas palestinas del estallido.

Las conclusiones figuran en el primer informe de una comisión de investigación dirigida por un equipo de tres expertos en derechos humanos. La comisión fue creada el año pasado por el Consejo de Derechos Humanos, respaldado por la ONU, tras un enfrentamiento de 11 días entre Israel y Hamás en Gaza.

La comisión, dirigida por la ex jefa de derechos humanos de la ONU, Navi Pillay, es la primera que tiene un mandato “permanente” del organismo de derechos de la ONU. Los críticos alegan que el escrutinio permanente atestigua un sesgo antiisraelí en el consejo de 47 Estados miembros y en otros organismos de la ONU.

Pero el informe, que consta de 18 páginas, sólo contiene unos pocos párrafos sobre el lanzamiento indiscriminado de cohetes desde Gaza sobre centros de población israelíes, con sólo referencias de pasada al papel desempeñado por grupos terroristas como Hamás en la perpetración de estos ataques. El resto del informe se dedica casi por completo a machacar a Israel con acusaciones infundadas de discriminación y racismo, al tiempo que entra en largos detalles sobre la acción militar de Israel en la operación sin el debido contexto de defensa propia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores rechazó el informe como “parte de la caza de brujas llevada a cabo por el Consejo de Derechos Humanos contra Israel”. El ministerio dijo además que el informe “es un despilfarro de dinero y esfuerzo”, y añadió que “es un informe parcial y unilateral, manchado de odio hacia el Estado de Israel y basado en una larga serie de informes anteriores unilaterales y parciales”.

El ministerio acusó a los miembros de la comisión de ignorar la violencia, la incitación y el antisemitismo palestinos. “Los miembros de la comisión, que dicen ser objetivos, sólo fueron nombrados para sus funciones debido a sus públicas y conocidas posturas antiisraelíes, en directa oposición a las normas establecidas por las Naciones Unidas”, dijo.

El informe recapitula en gran medida los esfuerzos realizados por los investigadores de la ONU a lo largo de los años para abordar las causas de la violencia en Oriente Medio, y los autores reconocen que se trata en parte de una “revisión” de las conclusiones anteriores de la ONU.

“Lo que se ha convertido en una situación de ocupación perpetua fue citado por las partes interesadas palestinas e israelíes en la comisión como la única cuestión común” que constituye la “causa subyacente” de las tensiones recurrentes, la inestabilidad y el conflicto prolongado, escribieron los autores. Afirmaron que la “impunidad” de los autores de la violencia alimentaba el resentimiento entre los palestinos de Judea y Samaria, Gaza y el este de Jerusalén.Los autores del informe citaron pruebas “creíbles” que “indican de forma convincente que Israel no tiene intención de poner fin a la ocupación” y que tiene planes para garantizar el control total de las zonas palestinas.

El informe también critica a los dirigentes palestinos, afirmando que la Autoridad Palestina se refiere con frecuencia a la “ocupación” como justificación de sus propias violaciones de los derechos humanos. También señala a la “ocupación” como la razón principal de que no se celebren elecciones legislativas y presidenciales, según los autores. La AP es ampliamente criticada por su corrupción e intolerancia a la disidencia.

En cuanto a las autoridades de Hamás en Gaza, la comisión dijo que muestran poco compromiso con la defensa de los derechos humanos y poca adhesión al derecho internacional. Desde que tomó el control de Gaza en 2007, Hamás ha mostrado poca tolerancia con la disidencia política y ha sido acusado de torturar a sus oponentes.

Aunque está motivada por el conflicto de 11 días de mayo de 2021, en el que murieron 250 palestinos de Gaza y 13 personas en Israel, el mandato de la investigación incluye presuntas violaciones de los derechos humanos antes y después de ese conflicto y pretende investigar las “causas profundas” de las tensiones.

Vía: Israel Hayom

Suscríbete a nuestroNEWSLETTER

Ingresando tus datos aquí, y recibirás noticias y novedades de CJCH en tu mail.